in

Cerca de millón y medio de empleos menos en el sector turístico

Con medio mundo todavía con restricciones de movilidad ante la virulencia del covid 19, junto con los nuevos brotes en aquellos países que mejor se recuperaban, como es el caso de España, conocemos hoy tras un análisis de uno de los mayores medios de comunicación del país, los datos comparativos del sector turístico echando la vista tan solo un año atrás.

Según informa El País en un contenido con el titular «El sector turístico entra en verano con 1,2 millones de empleos que el año pasado», estamos ante una caída más abrupta de lo esperado, después de abrir nuestras fronteras mucho antes de lo esperado para precisamente, combatir, aunque fuera un poco, el gran drama que está sufriendo un sector al que no le llegan turistas y los que lo hacen, es en hoteles, bares, supermercados, … donde se limita la afluencia y se traduce en menos clientes y por tanto, necesidad de contratar menos trabajadores.

Inmersos en pleno verano, tendríamos que estar de no haber parecido el coronavirus en nuestras vidas, ante cifras de crecimiento en un sector que representa miles de millones en formas de impuesto para un Estado necesitado de recaudar ante el gran reembolso de dinero en forma de prestación por ERTE para trabajadores de la empresa privada y de cese de actividad para autónomos.

Si bien en un principio los datos parecían que podrían ser peores, la rapidez en abrir fronteras de practicamente todo el mundo hacía presagiar mejores datos, que con los nuevos brotes en varias comunidades autónomas, podría empeorar todavía más unas previsiones que hoy advertían diferentes organismos internacionales, entre ellos el Fondo Monetario Internacional, FMI.

Y es que aunque se realicen confinamientos parciales, los problemas de aumento de caja para las comunidades autónomas y estado, no parece que se vaya a recuperar pronto, pero prestaciones como el desempleo, ertes de fuerza mayor o pensiones, tendrán que seguir pagándose y aumentando una deuda que no solo en España va a poner en peligro la estabilidad de las cuentas, que por lo general, se traduce en peores condiciones laborales y salariales, a la par que se destruirán nuevos empleos.

Ojalá tanto diferentes medios de comunicación como expertos en economía se equivoquen y pronto volvamos a tener al mayor número de personas activos con empleos dignos que permitan por lo menos y tampoco se pide tanto, sobrevivir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Sigo cobrando del SEPE y ya no estoy de ERTE

Amplía tus perspectivas profesionales con un Máster o curso de Mediación